Abriré de mi mente sus dos puertas

Publicado por admin en

Fina vestimenta de aguas, llevo sobre mi cuerpo alado. En la cabeza, cascadas de lluvias presas y enredadas. Sobre mis sienes el siglo sollozando se detiene, y en él, el astro abate su trajinar cansado. Debo quedar sobre el rebozo ajado, comprendo el clamor del ronco ruido, es el bramido del sufrir en calmo, del espacio yerto, y el halo herido.
Mañana partiré, hacia el astro frío. Cruzaré temblando los planetas regios. Les rozaré con los cabellos lacios y en desconfíos. Me detendré en la cansada Luna. Abriré de mi mente sus dos puertas, para que vuelen las leopardas brumas… Y estaré muerta.
Proseguiré la ruta de la calma. Buscaré obediencia a los deberes.
Tomaré el camino de los seres.
¡ Y seré Alma !

Imprimir
Categorías: No categorizada

Translate »

 

Diseño web Responsive   Diseño web y posicionamiento